El Cometa McNaught visto desde el IAR

El cometa McNaught pudo ser observado a simple vista en la segunda quincena de enero, después de la puesta del Sol.

 

Este cometa fue descubierto en agosto de 2006 por el astrónomo australiano Robert McNaught y lleva su nombre. Dada su posición, durante los primeros días de enero, sólo pudo verse desde el hemisferio norte. Y alcanzó un brillo tan notable, que podía ser observado, incluso inmediatamente después de la puesta del sol.

 

El 12 de enero, el McNaught (cuya entrada de catálogo es C/2006 P1) alcanzó su perihelio, es decir la mínima distancia del sol, a sólo 25 millones de kilómetros de nuestra estrella. En torno a esa fecha, observadores de todo el mundo pudieron verlo con binoculares a plena luz del día, algo completamente inusual y que demuestra el excepcional brillo del cometa.

 

De hecho, se ha convertido en el más brillante desde 1965 (cuando nos visitó el magnífico Ikeya Seki, uno de los más notables de la historia).

 

Con el correr de los días, el cometa irá ganando altura sobre el horizonte del anochecer, facilitando su ubicación. Pero al mismo tiempo, ira perdiendo brillo lentamente (a medida que se aleja del Sol y de la Tierra). Aún así, todo indica que seguiría observándose a ojo desnudo, hasta fines de enero.

 

El Sr. Guillermo E. Sierra, fotógrafo de la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas de la UNLP, los días sábado 20 y domingo 21 de de enero al anochecer lo fotografió desde el parque del IAR.

 

(Enero 2007)

(Fotos: Guillermo E. Sierra)

Publicado en Novedades, 2007.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *