Decenas de santafesinos tuvieron una cita con la radioastronomía

El Equipo Directivo del Instituto Superior de Profesorado Nro 1 “Manuel Leiva” de Casilda (Santa Fe), representado por Graciela Mandolini (Regente), Susana Vodanovich (Directora) y Hugo Lanas (Profesor), a través de las Secciones de los Profesorados de Matemática y de Biología, invitó a la Dra. Mariela Corti, miembro de nuestro instituto para que ofrezca un Taller de Radioastronomía a los estudiantes de 3ro y 4to  año de esas carreras.

El grupo de asistentes al Taller superó las 50 personas entre estudiantes del Profesorado, profesores y aficionados a la Astronomía.

 

Conceptos básicos sobre la radioastronomía – rama de la astronomía que explora el Universo y estudia la radiación que emiten en radioondas los cuerpos celestes y fenómenos astrofísicos -, el estudio de la evolución de las estrellas y la observación del Sol, fueron algunos de los ejes sobre los que versó una serie de talleres que brindó Mariela Corti, investigadora del CONICET en el Instituto Argentino de Radioastronomía (IAR, CONICET – CICPBA), en su paso por Casilda, Santa Fe.

A lo largo de dos jornadas, la experta expuso sus trabajos en el Instituto Superior de Profesorado Nro. 1 “Manuel Leiva” y la Escuela Agrotécnica “General San Martín”, dependiente de la Universidad Nacional de Rosario, ante decenas de estudiantes de profesorado, docentes y aficionados a la disciplina.

En el primero de los establecimientos, Corti desarrolló las nociones principales sobre qué es la radioastronomía y sus aplicaciones, además de describir las características centrales del proyecto astronómico LLAMA (Long Latin American Millimetre Array) de futura puesta en funcionamiento en el valle salteño Abra Alto Chorrillos, gracias a un convenio entre el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación y la Fundación para la Ciencia del Estado de San Pablo (FAPESP, Brasil).

“En la Escuela Agrotécnica armamos junto a los alumnos una antena elíptica, similar a las que instalan las empresas de televisión satelital, de un eje mayor de aproximadamente 60 centímetros”, explicó. “Las partes habían sido preparadas previamente en el IAR por el técnico del CONICET Guillermo Gancio y el trabajo práctico consistió primero en el montaje, y luego la observación del Sol. Para esto nos desplazamos por el predio experimentando el cambio que indicaba el receptor de la antena según las distintas orientaciones que se efectuaban”.

“Superamos la cantidad esperada de asistentes y se generó el compromiso de seguir analizando los conceptos proporcionados en las clases teóricas y realizar la observación del Sol durante algunos días de verano. Resultará interesante comparar ese registro con el que obtuvimos esta vez”, cerró Corti, quien destacó la predisposición de los equipos directivos de ambos establecimientos.

Publicado en 2017, Novedades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *