Nubes de Alta Velocidad

Distribución espacial de las NAV

Distribución espacial de las NAV

Se denominan Nubes de Alta Velocidad (NAV) a aquellas nubes de Hidrógeno Neutro (HI) cuyas velocidades radiales observadas se desvían fuertemente (> 50 km/s) de aquellas previstas por los modelos de rotación diferencial del disco galáctico. A casi 40 años del descubrimiento de las primeras nubes de alta velocidad, el origen de las mismas permanece siendo un enigma: no se sabe si son galácticas o extragalácticas.

Estimar las distancias (d) es la clave para derivar las propiedades físicas de las nubes de alta velocidad:
– Las dimensiones de las nubes son directamente proporcionales a d
– Las masas de HI y la energías cinética de las nubes son proporcionales a d2
– Las densidades y presiones internas son proporcionales a d-1
– Las escalas de tiempo para cambios estructurales son proporcionales a d

Se han propuesto variadas hipótesis para explicar la naturaleza y origen de las nubes de alta velocidad. Entre estas se pueden mencionar:
– Son remanentes de supernovas o supershells a distancias menores que 1 Kpc
– Son fragmentos de brazos espirales lejanos, en el disco galáctico fuertemente alabeado.
– Es gas ejectado del disco galáctico por vientos estelares y múltiples supernovas y que ahora están cayendo desde el halo.
– Condensaciones en el halo galáctico originadas en una caída (“inflow”) sobre nuestra Galaxia de gas intergaláctico.
– Restos de la interacción de marea entre las Nubes de Magallanes y la Vía Láctea.
– Satélites gaseosos orbitando alrededor de la Vía Láctea.
– Protogalaxias en el denominado Grupo Local de galaxias.
No es posible explicar las nubes de alta velocidad por una única teoría, siendo lo más probable que distintas nubes de alta velocidad puedan ser relacionadas con algunas de las hipótesis señaladas arriba

Investigador involucrado:
Ricardo Morras