Obtención de bases de datos radioastronómicos

Relevamientos a gran escala

Por sus características los radiotelescopios del IAR son ideales para emprender proyectos que tengan por finalidad la observación, a una frecuencia determinada, de grandes zonas del cielo. Para este fin, una de las características más importantes es la resolución angular del instrumento que se empleará. A la frecuencia de 1420 MHz, los radiotelescopios de nuestro Instituto tienen una resolución angular de unos 30′ de arco (equivalente aproximadamente al tamaño de la Luna llena).

Si con tal instrumento se deseara observar en forma completa la energía emitida por el átomo de hidrógeno neutro (HI de acá en mas) proveniente de una zona de la esfera celeste que, a modo de ejemplo, abarcara una franja alrededor del plano galáctico cuya extensión sea de 20º en latitud galáctica y 150º en longitud galáctica, se necesitaría observar unas 48681 posiciones distintas en el cielo.

Observando cada una de ellas por un lapso de unos 4 minutos (este es el tiempo promedio con que se observó cada posición del cielo en el relevamiento de HI del cielo Austral), eso implicaría un tiempo de observación ininterrumpido de unos 135 días. Telescopios de mayor diámetro (por ejemplo de 100 metros) tendrían una mayor resolución angular (del orden de unos 9′, un poco menos que un tercio del diámetro de la Luna llena), pero demorarían en realizar las mismas observaciones mucho mayor tiempo, unos 1488 días (equivalente a casi 4 años).

Si bien existen desarrollos tecnológicos (los denominados arreglos de alimentadores en el plano focal del telescopio, la técnica de observación “on the fly”) que permitirían disminuir los tiempos en los que telescopios pueden realizar la observación de zonas muy extendidas, el ejemplo anterior esta orientado a ilustrar las ventajas de telescopios de moderado poder resolvente (como los instrumentos del IAR) frente a aquellos de mayor envergadura.

La información contenida en estos relevamientos es a menudo usada, por parte de distintos grupos de investigación, para llevar a cabo investigaciones de diversa índole.

Otro aspecto importante, y muy poco conocido, es que las bases de datos que constituyen los relevamientos son usadas para agregar la información faltante en instrumentos formados por antenas conectadas entre si.
Estos instrumentos, llamados interferómetros, son insensibles a la información que es obtenida por medio de un radiómetro de disco simple.